Que enredadera de red (tan bonita) que tejemos

Frecuentemente se repite el dicho en el mundo empresarial si no estás ocupado con  avanzar, estás condenado a quedarte atrás y morir. O sea, los cambios no solamente son buenos, sino esenciales para la salud y la vitalidad de cualquier organización. Creo que esto es cierto para toda  organización– no solamente las empresas – y la Fundación Vientos de Paz no es la excepción. Hemos estado adaptándonos a necesidades cambiantes “en el campo” y ahora esperamos crear una presencia cambiante aquí en nuestro sitio de web por el volumen y la composición de nuestros lectores. Quizás no se sorprenderán  que estamos ajustando el contenido y la apariéncia del sitio de nuevo; pensamos que es un signo de madurez y proyección.

Con respecto al contenido, el sitio web ofrecerá más opciones de acceso en español. Originalmente nuestro sitio empezó para lectores norteamericanos, pero gradualmente ha atraído a visitantes  nicaragüenses. Yo no escribo en español, pero ya hemos empezado el proceso de traducir los blogs semanales para el beneficio del creciente número de  lectores que hablan español. Al ofrecer una versión en español de estas reflexiones, esperamos invitar comentarios de nuestros lectores nicaragüenses para enriquecer nuestras perspectivas  y nuestro entendimiento de sus perspectivas. Entonces la variedad de opciones del menu de sitio estarán disponibles también en español, para facilitar la navegación de los lectores nicaragüenses y poder invitar ampliamente las visitas.

La expansión de las ofertas en español incluirá las investigaciones, estudios e informes que la FVP ha patrocinado como parte de su trabajo con las cooperativas y otras organizaciones en Nicaragua. Através de los años la FVP ha colaborado con los investigadores y académicos más destacados del país, y frecuentemente hemos observado que los trabajos producidos de estas personas podrían proporcionar valiosas perspectivas críticas a una amplia gama de nicaragüenses si estas fueran más accesibles. Ahora se montarán estos estudios en el sitio-sistemáticamente en español y frecuentemente en inglés como en español- para que puedan ser alcanzados por una audiencia más amplia.

Finalmente, además de los cambios de contenido y las oportunidades de diálogo con los visitantes al sitio, nuestra apariéncia también va a cambiar . Puede aparecer que este último cambio no tiene la misma importancia que los materiales que compartimos aquí, pero el diseño y el aspecto del sitio tiene una relación directa con cómo la gente se siente cuando visita el sitio. Si el sitio se puede hacer más amigable y atractivo, se aumenta la posibilidad de  visitas de  la gente, y esto también es nuestro objetivo. En el mundo empresarial esto se llama “cliente céntrico”.

Al desplegarse los cambios en los días venideros, favor animarse a darnos sus comentarios. Si hay algo que les gustaría ver más, háganoslo saber. Si hay elementos del “viejo sitio” que prefieren, favor comunicarlo . O, si por casualidad pasó por este sitio de pura casualidad o por curiosidad y sin muchas expectativas, usted es bienvenida/o.

Cambiar un sitio de web, o los tipos de iniciativas que apoyan a una misión global, es necesario y es una señal de una organización dinámica. El elemento que no hemos cambiado es la búsqueda de la justicia económica, social y ambiental con el pueblo de Nicaragua, y crear conciencia de estos derechos entre nosotros quienes deberíamos  conocerlos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *